Dra. Mariana Colmenares

Pediatra y Consultora Certificada en Lactancia Materna IBCLC.
Socia fundadora del Proyecto de Apoyo a la Lactancia Materna, PALMA.

Lic Ana Paola Ruiz

Directora de Operaciones y socia fundadora del Proyecto de Apoyo a la Lactancia Materna, PALMA.

www.apoyolactancia.org
Instagram: @palmamexico
Facebook: @palmamexico

¿Cómo mantener tu lactancia tras regresar a trabajar?

El regreso al trabajo es una de las principales causas del abandono de la lactancia materna. La jornada laboral es una separación difícil para todas las mamás, tanto física como emocionalmente.

Las mamás que trabajan fuera de casa se enfrentan con retos constantes para equilibrar con su vida familiar y profesional. 

No obstante, quiero decirte que combinar la lactancia y el trabajo sí es posible. Si cuentas con la información y las herramientas adecuadas, puedes mantener tu producción de leche materna tras regresar a trabajar y alcanzar tus objetivos de lactancia.

Quisiera compartirte algunos consejos para lograrlo:

Antes de tu licencia de maternidad.
  • Infórmate acerca de los beneficios de la lactancia materna.
  • Platica con tu médico sobre tus planes de parto y lactancia.
  • Encuentra un pediatra pro-lactancia para que proteja tu lactancia ante cualquier problema, antes de sugerir complementar con fórmula o abandonar la lactancia.
  • Conoce las políticas e infraestructura de tu lugar de trabajo en materia de lactancia materna: sala de lactancia, horarios de lactancia, capacitación, retorno gradual u horarios flexibles.
  • Toma un curso sobre lactancia materna y regreso al trabajo, para que aprendas sobre posturas para amamantar, técnicas de extracción y almacenamiento de leche. Te recomiendo el siguiente curso de PALMA (Proyecto de Apoyo a la Lactancia Materna).
  • Compra un extractor de leche materna y una hielera transportadora para cuando regreses a la oficina.
Durante tu licencia de maternidad.
  • Habla con el equipo de enfermeras y médicos para indicarles tu deseo de amamantar de forma exclusiva.
  • Solicita alojamiento conjunto y apego inmediato para favorecer la producción de leche y una técnica adecuada de lactancia.
  • Revisa que tengas una posición adecuada y una técnica correcta al amamantar, a fin de asegurarte que tu bebé esta comiendo correctamente y evitar dolor.
  • Ten a la mano el dato de una consultora certificada en lactancia materna para que pueda ayudarte a resolver dudas o problemáticas durante los primeros días.
  • Recuerda que las dificultades en la lactancia son más fáciles de resolver entre más pronto se atiendan.
  • Dos semanas antes de regresar al trabajo inicia tu banco de leche materna en casa para familiarizarte con la extracción y el almacenamiento.
Después de tu licencia de maternidad.
    • Para mantener tu producción durante la jornada laboral, debes realizar una extracción de leche materna cada 3 horas o las veces que tu bebé comería mientras no estás.
    • Utiliza tu extractor y tu hielera transportadora para llevar leche fresca a casa cada día que estás en la oficina.
    • Amamanta directamente a tu bebé siempre que estés en casa para mantener tu producción de leche. Ningún extractor tiene la potencia de succión que tiene tu bebé.
    • Normaliza hablar sobre tu horario de lactancia o la sala de lactancia, a fin de que las personas a tu alrededor se sensibilicen acerca de la lactancia laboral.
    • Conoce tus derechos durante el periodo de lactancia*: 2 descansos de media hora al día o 1 descanso de una hora al día para la extracción o amamantamiento; un lugar higiénico y adecuado designado para la extracción de leche materna; y capacitación sobre lactancia materna.

    Estar preparada para el regreso al trabajo te permitirá continuar con la lactancia materna y tu desarrollo profesional sin tener que sacrificar alguna de las dos cosas.

    Recuerda que una mamá informada siempre estará mejor equipada para enfrentar los retos de la lactancia, la maternidad y la vida profesional.

    *Ley Federal del Trabajo (Art.170), Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado (Art.28), Ley del Seguro Social (Art.94), Ley General de Salud (Art. 64), Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (Art.11).

    Nuestros Productos