Daniela M. Cárdenas G.

Asesora Certificada de Lactancia Maria Lactanz

www.marialactanz.com
Instagram: @maria_lactanz

Podcast: María Lactanz  

Rutina descongestión del pecho

Si estás congestionada por alguna razón, esta rutina te puede ayudar a aliviar la congestión del pecho, desobstruir un ducto o manejar la inflamación.

1) El calor en estos casos rara vez se usa, porque ya de por si, por la inflamación, el pecho suele estar muy caliente. Si es la ingurgitación de la primera semana o el famoso golpe de leche, no uses calor. Si es una obstrucción, si lo puedes usar antes de la toma o extracción. Si vas a usarlo, que sea sólo tibio, no muy caliente y muy importante: húmedo. Con 1-2 minutos antes de darle o extraerte es suficiente.

2) Frío: el frío es super importante. Cuando acabes de darle ponte pads de gel fríos. También ponte hojas de repollo frías, suena a receta de la abuelita pero tiene estudios científicos que respaldan su eficacia, son muy buenas. Ponte unas dos hojas heladas hasta que se marchiten en donde te duele y luego lo que aguantes de frío.
No te saltes el frío. 

3) Masaje constante. Busquen en YouTube el video de “Therapeutic Breast Massage” que es la última recomendación y es muy bueno. No dejes de hacerlo. Siempre antes de darle unos 5 minutos.

4) Hidrátate bien. Toma bebidas que contengan electrolitos. Agua de coco, pepino, apio, electrolit etc. También agua.

5) Minimiza el consumo de grasas saturadas. 

6) Añade un suplemento de lecitina a tu dieta. Girasol o soya para evitar ductos obstruidos en esta etapa que estás más vulnerable.

7) Atenta a que el brassiere no esté demasiado ajustado. Que no te estés agarrando fuerte el busto toda la toma y así obstruir con tu mano. Posturas al dormir, o con cualquier cosa que pueda estar apretando el pecho.

8) Es importante que la leche esté fluyendo.

Si además de la congestión tienes un ducto obstruido, sientes una bola, y con las recomendaciones anteriores no se soluciona, puedes intentar la postura de cuatro puntos. La gravedad del pecho suspendido mientras el bebé succiona ayuda y muchas veces es lo que soluciona el problema.

Si tienes dolor te puedes proteger de que no evolucione a una mastitis con un diente de ajo picado tipo pastilla. Te lo tragas con agua, una vez al día mientras dure la molestia.

También te puedes fortalecer con vit d3, vit c, equinacia y probióticos. 

No olvides tratar de comer saludable! Muchas verduras y frutas, trata de descansar. Cualquier otro síntoma adicional como fiebre o dolor extremo o si no soluciona en varios días a pesar de estos consejos contacta a tu doctor.

Espero te sean útiles e interesantes estos consejos. ¡Hasta la próxima!

Daniela M. Cárdenas Glenn

Asesora Ceritificada de lactancia, autora y Fundadora de Maria Lactanz y LIIK.