Alondra Ramírez

Consultora Internacional en Lactancia Materna, IBCLC.

Instagram: @alondra.mascorazon
Tiktok: alondra.mascorazon
Fb: mascorazonmas
Youtube: MásCorazónmas

Destete respetuoso

¿Quieres destetar?

El destete es una decisión personal de cada madre y cada bebé, llega un momento en la lactancia en que la madre desea terminar o el niño(a) ya no necesita el pecho.

Lo ideal es que este proceso SOLO lo decidas tú o tu hijo(a) y no esté influenciado por nadie más.

Querida mamá, cuando sea tu momento de destetar no te sientas culpable y hazlo con la misma paciencia y amor con el que iniciaste la lactancia.

¿Hasta cuándo amamantar?

Una pregunta frecuente en cuanto el destetar es: "¿Hasta cuándo es recomendado dar?" donde la respuesta más empática es que continúes hasta que quieras, sin embargo, aquí van las recomendaciones oficiales y que además previenen muchas enfermedades y elevan los factores protectores.

Varios organismos de salud internacional y asociaciones pediátricas recomiendan lactancia exclusiva (solo leche materna) los primeros 6 meses, lactancia primordial de los 6 meses al año (primero el pecho o la leche y luego la alimentación complementaria) y lactancia complementaria mínimo 2 años o hasta que mamá y bebé quieran (primero la comida y luego el pecho o la leche).

Y sí, es común que cuando escuchamos que mínimo dos años, nos parezca una eternidad, pero en la práctica de la lactancia te darás cuenta de que el tiempo pasa volando.

Hay muchas razones por las que las madres piensan en destetar, como por ejemplo: cansancio, presión del entorno, falta de información médica, falta de apoyo, un embarazo nuevo, vuelta al trabajo y agitación de amamantamiento entre las más importantes.

Hay también muchos tipos y formas de destete acorde a las necesidades de cada familia y la edad de cada bebé. Puede ser dirigido por la madre (cuando ella decide) o guiados por los pequeños (este destete dirigido por el hijo(a) no sucede antes de los 2 años).

Cuando el nene "elige", yo lo llamo falso destete y más allá de que el bebé se destete por decisión propia, entran en juego otros elementos como hábitos de lactancia, de relación o la forma de introducción de la alimentación complementaria.

Por otro lado, cuando es mamá quien va a dirigir el destete, es importante que quede claro si realmente buscas un destete o si lo que necesitas para continuar con tu lactancia es bajar algunas tomas o mejorar tu relación con la misma, marcando algunas pautas distintas. En resumen, si buscas solucionar o terminar.

A veces -por ejemplo- el que un bebé jale o muerda el pecho es un motivo para querer destetar, sin embargo, es una pauta de lactancia que puede trabajarse y solucionarse. Problema de lactancia y destete son dos términos que es necesario que tomen lugares diferentes.

¿Qué cosas son importantes para tomar en cuenta al destetar?
  1. Es una decisión solo de mama y/o bebé.
  2. Mientras más gradual sea, más sencillo es para el bebé y más cercano a lo respetuoso.  Además, previene congestiones e infecciones en el pecho.
  3. Cuando el destete es dirigido por mamá siempre podemos encontrar algo de resistencia.
  4. Debemos destetar y que no haya ningún otro cambio importante sucediendo (llegada de un hermano, cambio de cuarto o residencia, salida de dientes, control de esfínteres o entrar a la escuela). Un cambio a la vez.
  5. En cualquier destete, por más cansada que estés, en tu lactancia siempre hay un duelo. Por eso mientras más consciente seas del proceso mejor llevarás el final.
¿Cómo inicio mi destete?

Primero lo primero, debes de tener muy claro por qué quieres destetar y para qué, esta es la tarea más importante. Pregúntate: "¿Qué espero con destetar?"

Una vez que tengas muy claros los motivos o lo que necesitas solucionar en tu lactancia es momento de iniciar.

Bebés menores de 1 año:

Lo recomendado es ir supliendo las tomas de pecho por tomas de fórmula u otros alimentos después de los 6 meses. Se suple una toma cada 3 días aproximadamente según la reacción de tu bebé y de tu producción de leche.

Puedes usar el biberón, pero si no lo acepta, puedes usar vasos o jeringas; incluso puedes emplear alimentos como sopas, papillas, en general puedes emplear cualquier método acorde a la edad. Salte del molde.

Bebés mayores de 1 año.

Inicia con aquellas tomas que más te agobian, las más difíciles, aquellas en las que te incomodas y/o desesperas.

Cada madre y bebé es único. Aquí no hay un camino igual para todas, necesitas encontrar tu camino de destete. Busca otras formas de arrullo, conexión, relación, regulación y relajación e incorpóralas poco a poco de forma que el pecho vaya perdiendo importancia.

Recuerda que el pecho es mucho más que alimento -entonces- el objetivo a perseguir en esta edad de destete sería ofrecer sin el pecho todo lo que éste da y hace.

Esta no es una edad para pensar en sustituir tomas por comida, aunque es importante que cheques con tu pediatra todas las cuestiones relacionadas con la alimentación. Concéntrate en la relación.

¿Qué no hacer?
  • No abandones un proceso de destete. Una vez iniciado, debes terminar.
  • No intentes todas las técnicas que lees buscando aquella que funciona.
  • No niegues el pecho (negar el pecho solo incrementa la demanda).
  • No uses el pecho como amenaza.
  • No uses chantajes como: "mamá ya está muy cansada" o "ya estás muy grande para tomar pecho".
  • no pienses que el destete es una escalera, es un proceso con altibajos y hay que ser constante.

Recuerda: conoce claramente tus motivos de destete, solo un cambio a la vez. Elige un plan de acción a seguir, acompáñate de un profesional de lactancia, se constante con tu destete, busca otras formas para conectar con tu hija(o) y confía en tu proceso aunque tengas días que haya logros y otros que no.

Sobre todo, se empática y gentil contigo y tu hijo(a), el destete es un final de una etapa importante y atesorada, aunque ahora estés a tope y no puedas verlo muy claro.

¡Deseo que tengas un gentil destete y que tenga la misma fortaleza, entrega y amor que tuvo tu lactancia!

Nuestros Productos